Antropología Jurídica

Universidad de Tarapacá - Derecho 2009


    El Aborto: Informe Final

    Comparte

    Administrador
    Admin

    Cantidad de envíos : 14
    Fecha de inscripción : 01/05/2009

    El Aborto: Informe Final

    Mensaje por Administrador el Vie Jul 03, 2009 11:54 am

    Informe final:
    “El Aborto”



    ¿Qué es el aborto?

    El aborto es la muerte de un niño o niña en el vientre de su madre producida durante cualquier momento de la etapa que va desde la fecundación (unión del óvulo con el espermatozoide) hasta el momento previo al nacimiento.


    Algunos tipos de aborto son:

    1.- Por envenenamiento salino: Se extrae el líquido amniótico, se introduce una larga aguja a través del abdomen de la madre hasta la bolsa amniótica y luego se inyecta una solución salina concentrada. El bebé muere 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos. Esta solución salina produce quemaduras graves en la piel del bebé. Este método se utiliza después de las 16 semanas de embarazo.

    2.- Por succión: Se inserta en el útero un tubo hueco con un borde afilado. Una fuerte succión (28 veces más fuerte que una aspiradora) despedaza el cuerpo del bebé y lo absorbe, depositándolo después en un balde. Luego, el abortista introduce una pinza para extraer el cráneo, que no suele salir por el tubo de succión. Casi el 95% de los abortos en los países desarrollados se realizan de esta forma.

    3.- Por Dilatación y Curetaje: En este método se utiliza una cureta o cuchillo provisto de una cucharilla filosa en la punta con la cual se va cortando al bebé en pedazos para facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Durante el 2º y 3º trimestre de embarazo, el bebé ya es demasiado grande para extraerlo por succión; entonces se utiliza el método llamado por “dilatación y curetaje”. La cureta es para desmembrar al bebé, sacándose luego en pedazos con ayuda de fórceps.


    Algunas de las consecuencias físicas y psicológicas del aborto:

    1. Consecuencias físicas:

    A) Esterilidad.

    B) Abortos espontáneos.





    C) Embarazos ectópicos, se produce por un trastorno fisiológico de la mujer, en donde el embrión se desarrolla en tejidos distintos a la pared uterina, como el ovario, trompas de Falopio, entre otros.

    D) Nacimientos de niños muertos.

    E) Trastornos menstruales.

    F) Hemorragia.


    2. Consecuencias psicológicas:

    A) Intenso interés en los bebés.

    B) Instintos maternales frustrados.

    C) Odio a todos los que tuvieron algo que ver con el aborto.

    D) Deseo de acabar la relación con su pareja.

    E) Pérdida de interés en el sexo.

    F) Incapacidad de perdonarse a sí misma.


    El inicio de la vida humana.
    Muchas personas creen que el embrión humano se convierte en individuo (persona) hasta un cierto momento de su desarrollo. Esto conlleva a afirmar la no existencia de un individuo durante un período determinado del desarrollo embrionario. Si afirmamos esto estaríamos dejando el campo abierto a experimentaciones, manipulaciones y asesinatos a embriones, considerándolos como un conjunto de células desordenadas.
    Lo que nadie puede negar es que desde su concepción (es decir la unión de los gametos -óvulo y espermatozoide-, el embrión posee ya una realidad biológica propia, única, independiente y determinada. Es un individuo que se está desarrollando de manera autónoma. El ser humano que va a nacer, posee la información genética -genoma- necesaria a su desarrollo desde el momento de la concepción.




    El desarrollo embriológico humano tiene propiedades que sirven para considerar al embrión como un sujeto de la especie humana. Estas propiedades son: la coordinación (es decir que las actividades moleculares y celulares dirigidas por el genoma, son sucesivas, tienen automovimiento hacia una dirección); la continuidad (cada paso del ciclo de desarrollo, depende el anterior: no hay niveles que separen de menor a mayor importancia); la autonomía (el embrión es independiente en su desarrollo, tiene capacidad de automovimiento).



    1. Argumentos de quienes están a favor del aborto:
    A) Hablar del aborto como un asesinato es absurdo, porque el feto humano no es un ser humano. En efecto, o es parte de la madre, susceptible de ser tratado como cualquier otro apéndice, o es un ser vivo separado, dentro de la madre, pero que no ha llegado todavía a la condición humana. En el primer caso se lo puede eliminar del cuerpo de la madre como una excrescencia indeseable. En el segundo caso, se lo puede sacar de un medio exactamente por la misma razón por la que matamos animales u otras formas de vida subhumanas.
     B) El que el feto sea o no un ser humano, esto es una cuestión que nadie puede decidir, puesto que no puede darse prueba experimental alguna del momento en que recibe un alma humana. Muchos modernos dicen que es en el momento de la concepción, pero una teoría antigua y medieval honorable decía que unas semanas más tarde. Puesto que no puede darse certidumbre alguna al respecto, hemos de recurrir a las probabilidades. Podemos actuar, por consiguiente, con fundamento en la probabilidad de que el feto no es un humano y terminar, por una buena razón, el embarazo.  
    C) Incluso si el feto, debido a la continuidad biológica y a la herencia cromosomática, se considera no meramente como un ser humano potencial, sino actual, aun así no se ha convertido todavía en persona humana. Y únicamente la persona tiene derechos, incluidos el de la vida. Puesto que el feto no posee, por consiguiente, el derecho de la vida, puede ponerse fin a su vida, por una buena razón, sin violación alguna de la buena moral.






    2. Argumentos en contra del aborto
    A) Todas las pruebas biológicas confirman el hecho de que el feto humano es sencillamente humano. El huevo fecundado tiene el patrón de los cromosomas humanos, que contiene todos los factores hereditarios, y no puede desarrollarse como algo que no sea un ser humano. Además, los biólogos atestiguan unánimemente que la vida fetal es distinta de la vida de la madre, pese a que los dos estén unidos durante el período de gestación. Así, pues, toda analogía con la extirpación quirúrgica de tumores o con la muerte de animales es inaplicable al caso del aborto.
    B) Aristóteles* creía que el embrión no se hace humano después de la concepción, y tal vez sea por esto que no viera mal alguno en el aborto temprano. Santo Tomas aceptó la opinión de Aristóteles como una teoría física probable, pero no sacaba de ella conclusión ética alguna. No sabemos ni sabremos probablemente nunca el momento exacto en que el alma humana entra en el cuerpo para convertirlo en un ser humano, y es por esto que, para todos los fines prácticos, debemos considerarlo como humano desde el momento de la concepción. No debemos servirnos aquí del probabilismo, porque no hay duda alguna acerca de una ley o una obligación, sino solamente acerca de una cuestión de hecho. De igual modo que no enterremos a un individuo si sólo está probablemente muerto, así tampoco podemos matar un feto si sólo es probablemente no humano. En semejantes cuestiones debe seguirse el curso moralmente más seguro que es el tratar al embrión como un ser humano vivo.
    C) Si pudiéramos demostrar que el feto, aunque humano en algún sentido, no es todavía una persona, no tendría derecho alguno de vivir y podría ser matado como un animal. Pero ¿qué criterio habremos de adoptar con relación a la personalidad? Si adoptamos para ello el empleo real de la inteligencia y la libertad, podríamos matar a los niños durante algunos años después del nacimiento. El que el niño esté dentro o fuera de la madre no es más que una diferencia física y local que difícilmente puede constituir la esencia de la personalidad. La única forma de tratar esta cuestión consiste en considerar el embrión o feto humano como una persona humana con todos los derechos, incluido el de la vida, que acompañan la personalidad. En esta manera de ver, el niño no es una persona en potencia, sino una persona actual, aunque el pleno uso de su personalidad deba esperar a que alcance gradualmente su plena madurez.  
    Luego de realizado el aborto se presenta el Síndrome Post Aborto (SPA), el cual consiste en una serie de trastornos psicológicos y psicosomáticos que experimentan las mujeres a consecuencia de haber abortado.







    Manifestaciones del S.P.A:

    El S.P.A suele aparecer tardíamente, pueden pasar meses e incluso varios años desde que la mujer realizo el aborto. Las manifestaciones mas frecuentes son:

    A) Depresión.

    B) Ansiedad.

    C) Rabia.

    D) Vergüenza.

    E) Rechazo de sí misma.

    F) Gran sentimiento de culpa.

    G) Un vacío literalmente en el vientre.

    Factores de riesgo para sufrir SPA:
    No todas las mujeres que abortan experimentan el SPA ni todas las que lo padecen, sufren las mismas alteraciones ni en el mismo grado. Es difícil determinar a priori qué mujeres lo padecerán y cuáles no, pero sí se ha podido identificar ciertos factores que incrementan el riesgo de padecerlo:
    A) Ser adolescente.

    B) Sufrir el aborto en el 2º o 3° trimestre de gestación.

    C) Presentar antecedentes de enfermedades o alteraciones psicológicas previas al aborto.




    D) Haber sido presionada a abortar por terceras personas (pareja, padres, tutores, jefe del trabajo).

    E) Que el aborto vaya en contra de creencias o convicciones morales.

    F) Que se aborte con la esperanza de que de este modo se salvaguarda la salud psicológica.
    El Aborto en las Adolescentes
    De todos los factores de riesgo antes mencionados, el más importante es el hecho de ser adolescente; esto es así por varios motivos:
    A) Las adolescentes manifiestan más a menudo el deseo de tener el bebé.

    B) Se sienten obligadas a abortar con más frecuencia.

    C) Tienen convicciones anti-abortistas más sólidas.
    El SPA se manifiesta en ellas de un modo más cruento, les cuesta mucho más superarlo y a menudo sufren secuelas psicológicas irreversibles. El riesgo de suicidio es del doble en comparación con las mujeres adultas y el riesgo de padecer alteraciones mentales graves que requieran hospitalización, tres veces superior. También están expuestas a un mayor riesgo de sufrir lesiones uterinas, vaginales y abdominales durante la intervención abortiva.
    El aborto supone un riesgo de muerte cuatro veces mayor que el parto
    Contrariamente a la idea que los promotores de la cultura de la muerte se han encargado de difundir, el aborto supone un riesgo para la salud de la mujer significativamente mayor que el embarazo y el parto.




    El estudio más serio que se ha realizado al respecto, fue llevado a cabo en Finlandia, por el Centro Nacional Finlandés de Investigación y Desarrollo para la Salud y el Bienestar.
    Dicho estudio se realizó sobre 9.192 mujeres que fallecieron entre los años 1987-1994 con una edad comprendida entre los 15 y los 49 años (es decir, en edad reproductiva); de todas ellas, 281 murieron en el curso de un año desde su último embarazo.
    Analizando la mortalidad global y la mortalidad por causas, encontramos en todos los casos que el embarazo y el parto reducen el riesgo de morir mientras que el aborto provocado lo incrementa.
    En el caso de las mujeres que están considerando la opción de abortar, es preciso que, al igual que en el resto de intervenciones médicas, se respete su derecho al consentimiento informado. Esto implicaría:
    A) Prevenir acerca de las consecuencias psicopatológicas que entraña el aborto.

    B) Avisar del mayor riesgo de complicaciones en embarazos posteriores al aborto (niños de menos peso, parálisis cerebral).

    C) Explicar en qué consiste la técnica abortiva.

    D) Explicar que, de acuerdo con el estadio del embarazo, el embrión o feto, es de un determinado modo: tiene bracitos, piernas, un corazón que late desde la cuarta semana.

    El aborto en casos de abuso sexual.
    Existe un debate respecto de cuando puede ser permitido el aborto y cuando no en el ámbito de abusos sexuales.
    Para algunos debe dejarse al libre albedrió de las victimas ya que ellas y solo ellas pueden saber que se siente respecto un delito de esta naturaleza.

    En cuanto a sus posiciones respecto de este tema se dice:
    A)A) aproximadamente el 70 por ciento de todas las mujeres creen que el aborto es inmoral.
    B)Aproximadamente el mismo porcentaje cree que el aborto sería otro acto de violencia perpetrado contra sus cuerpos y sus hijos.

    algunas mujeres creen que la vida de sus niños tiene un significado intrínseco o un propósito que ellas aún no entienden. Este niño fue traído a sus vidas por un acto horrible, repulsivo. Pero tal vez Dios, o el destino, usará a los niños para un propósito más grande. El bien puede venir de un mal.

    Las víctimas de un delito sexual muchas veces se vuelven introspectivas. Su sentido del valor de la vida y el respeto a otros se hace mayor. Ellas han sido victimizadas, y la idea de que se pueden volver el verdugo de su propio e inocente hijo a través del aborto es repulsivo.

      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 10:07 am